LOS HERMANOS ROSSI Y UNA MISMA ILUSIÓN: EL MUNDIAL DE CANOTAJE ALEMANIA 2022

Tras el Campeonato Argentino de canotaje, realizado en Mendoza, que tuvo a Lucas Rossi en lo más alto del podio y a su hermano Sebastián en el segundo escalón, ambos coinciden de cara al futuro: “Que venga un 2022 cargado de competencias y medallas”.

Con presentes diferentes, los hermanos palistas Lucas y Sebastián Rossi despiden el 2021 y se ilusionan juntos con un nuevo año con muchas competencias internacionales y rendimientos que los encuentren abrazados en el podio. “Nuestra mirada ya está puesta en las Copas del Mundo y principalmente en el Mundial de Alemania”, coinciden al finalizar el Campeonato Argentino de canotaje en el que Lucas se quedó con la medalla dorada, mientras que Sebastián ganó la plateada, aunque no quedó conforme con su performance.

A la hora de analizar el 2021 y esta última competencia en Mendoza, explican:
Lucas Rossi: “Estoy feliz por haber ganado este Campeonato Argentino, pude volver a demostrar mi nivel y eso siempre es importante. Termino el año muy contento, la experiencia de representar a mi país en los Juegos Olímpicos de Tokio hace que este año sea muy especial para mí. Ahora ya estoy pensando en lo que viene; se va un 2021 largo y hay que seguir sin pausa en búsqueda de más logros”.

Sebastán Rossi: “No fue un año bueno para mí. Hay que ser autocrítico y reconocer que a pesar de este segundo puesto en el ‘Argentino’ no hice una buena competencia, entre otras cosas tuve varias penalidades. La suspensión del Preolímpico me complicó en el día a día y la realidad es que quedé desmotivado por no poder estar en Tokio”.

En plena pandemia Sebastián, quien venía de salir quinto en la Copa del Mundo de Canotaje-Slalom, en Francia; se hizo viral en las redes por sus fotos y videos entrenando con su kayak en la pileta de su casa. En aquel momento le explicaba a la web de la Secretaría de Deportes: “Até el kayak a una cámara de bicicleta, quiero estar en la final de los Juegos”. Pero su sueño olímpico finalmente quedó trunco.

Sin embargo el que pudo estar en Tokio fue Lucas, quien ya se pone nuevos objetivos: “En los Juegos quedé un poco triste por no estar en la final, pero conforme con mi actitud. En marzo ya tenemos el Selectivo y luego de este 2022 con Copas del Mundo y Mundial se vienen nada menos que los Juegos Panamericanos de Santiago 2023; y los Juegos Olímpicos de París 2024. Está todo a la vuelta de la esquina”.

“Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera”, dice textual el Martín Fierro. Y ellos hacen caso unidos al deporte, al canotaje, a esa pasión con la que se entrenan; pero fundamentalmente a una familia que siempre los cobija y los llena de energía de cara a lo que está por venir.